Buscar
  • Consejo COLEF

Carta dirigida a los medios de comunicación



EL CONSEJO COLEF DEMANDA RIGUROSIDAD A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA INFORMACIÓN OFRECIDA SOBRE EJERCICIO FÍSICO

- Accede al comunicado en versión gráfica -


Valoramos positivamente las buenas intenciones de los medios de comunicación intentando ayudar a sus audiencias a mantener estilos de vida activos durante el confinamiento mediante recomendaciones de práctica físico-deportiva, pero no podemos ocultar nuestra preocupación sobre el contenido que, en demasiadas ocasiones, transgrede los principios del entrenamiento y pone en riesgo la salud y seguridad de las personas que van a llevar a cabo los consejos que se indican.

A las personas responsables de los Medios de Comunicación:


Estos días, ante el estado de alarma, ha sido imprescindible implicar a la ciudadanía para seguir manteniendo estilos de vida activos y reducir el sedentarismo y la inactividad física, provocados por el confinamiento. Desde el Consejo General de la Educación Física y Deportiva (Consejo COLEF) junto con el Consejo Superior de Deportes (CSD) lanzamos la campaña #YoMeMuevoEnCasa (18/03/2020), con recomendaciones para mantenernos activos de manera saludable, aún estando confinados en casa.


Al inicio de la desescalada se lanzaron otras campañas para un retorno seguro a la actividad física y la práctica deportiva: consejos y recursos para las salidas con los/as menores (25/04/2020), recomendaciones para salir a la calle a realizar actividad física con seguridad (población en general) (01/05/2020) y el decálogo de recomendaciones para deportistas profesionales y federados en su incorporación a la nueva normalidad (04/05/2020).


La demanda y el interés que generan la actividad física, la educación física y el deporte, así como sus posibles efectos beneficiosos sobre las dimensiones física, psicológica y social de las personas, han hecho que multitud de medios de comunicación hayan ofrecido numerosas recomendaciones de práctica físico-deportiva. Valoramos muy positivamente la intencionalidad de fomentar estilos de vida activos, pero no podemos ocultar nuestra preocupación sobre el contenido que, en demasiadas ocasiones, transgrede los principios del entrenamiento y pone en riesgo la salud y seguridad de las personas que van a realizar una práctica físico-deportiva.