Buscar
  • Consejo COLEF

El ejercicio como herramienta no farmacológica para disminuir los valores de la tensión arterial

Actualizado: may 12


DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN: EL EJERCICIO COMO HERRAMIENTA NO FARMACOLÓGICA PARA DISMINUIR LOS VALORES DE LA TENSIÓN ARTERIAL

17 de mayo


Día Mundial de la Hipertensión: “En HTA se hace indispensable el trabajo en equipo multidisciplinar, donde médicos y educadores/as físico deportivos/as desarrollen un programa personalizado partiendo del historial de la persona hipertensa”

En el Día Mundial de la Hipertensión el Consejo General de la Educación Física y Deportiva (Consejo COLEF) considera necesario recordar que el ejercicio físico es una herramienta que, correctamente programa por educadores/as físico deportivos/as, puede ser muy útil para mejorar los valores de presión arterial.


Por Dña. Ana de Alba, col. 54.557, miembro del Comité de educación físico deportiva en el ámbito sociosanitario del Consejo COLEF, Coordinadora del Dpto. de Ejercicio Físico de F.R.I.A.T. y Miembro del Grupo Español Multidisciplinar de Ejercicio Físico en el Enfermo Renal (GEMEFER) de la Sociedad Española de Nefrología.


La hipertensión arterial (HTA) es uno de los factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (FRCV), junto con la hipercolesterolemia, la diabetes y la obesidad. Controlar estos factores es de gran importancia, sobre todo aquellos susceptibles de modificarse (como el tabaquismo, la inactividad física y la dieta no saludable) teniendo en cuenta, además, que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de mortalidad a nivel mundial y que en España, más de 12.000 personas murieron en 2016 a causa de enfermedades hipertensivas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Para entender los rangos que establecen la existencia de HTA, debemos conocer las últimas modificaciones realizadas en 2018 por la AHA (American Heart Asociation) y la ACC (American College of Cardiology), donde se considera:

  • PA normal: valores <120 mm Hg sistólica y <80 mm Hg diastólica.

  • PA elevada: valores entre 120 y 129 mm Hg sistólica y <80 mm Hg diastólica.

  • Hipertensión - estadío 1: valores entre 130-139 mm Hg sistólica y entre 80-89 mm Hg diastólica.

  • Hipertensión - estadío 2: valores ≥ a 140 mm Hg ≥ 80 mm Hg diastólica.

Estos cambios reflejan que un gran número de personas anteriormente valoradas como no hipertensas, ahora lo serán.


El ejercicio físico se recomienda por primera vez, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1989, como herramienta no farmacológica para disminuir los valores de la tensión arterial. Desde entonces, numerosos estudios han respaldado el uso de la “polipíldora” como método preventivo y de lucha contra esta enfermedad, llegando incluso a la creación del “Grupo de Prescripción de Ejercicio Físico” en la Sociedad Española de Hipertensión – Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), creada en 1995, contando con un equipo multidisciplinar entre los cuales se encuentran educadores/as físico deportivos/as (titulados universitarios en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte).


Según la “Guía para la prescripción del ejercicio físico en pacientes con riesgo cardiovascular” de la SEH-LELHA (2017), la práctica de ejercicio físico regular, previene o retrasa el desarrollo de HTA y disminuye los valores existentes en aquellas personas que ya la padecen. Ahora bien, para realizar una correcta prescripción de un programa de ejercicio físico en esta población, se debe realizar una evaluación de la capacidad física incluyendo la medida de presión arterial en reposo y la presencia de otros FRCV. Para ello, se hace indispensable el trabajo en equipo multidisciplinar, donde médicos y educadores/as físico deportivos/as desarrollen un programa personalizado partiendo del historial clínico del paciente.


Las recomendaciones más significativas, según esta Guía, sobre Hipertensión Arterial y ejercicio físico se describen a continuación:


EJERCICIO FÍSICO AERÓBICO Y HTA


Realizar ejercicio físico aeróbico a intensidades entre el 40% y el 70% del VO2max disminuyen la tensión arterial. Además, el ejercicio físico reduce la presión arterial (PA) entre 5 y 7 mm Hg, manteniendo el efecto tras 22 horas.


El efecto antihipertensivo se observa con una continuidad de 3 sesiones semanales y tras 10 semanas de ejercicio físico continuado ya hay disminución significativa de las cifras tensionales.


El ejercicio físico aeróbico debe incluir:

  • Tipo de ejercicio físico: actividades continuas, rítmicas, prolongadas, que utilicen grandes grupos musculares (caminar, natación, montar en bici, etc.).

  • Frecuencia: 3 a 5 días/semana producen efecto sobre la PA.

  • Duración: entre 30-60 min/día. Aunque el mayor efecto antihipertensivo se consigue cuando la duración de la sesión es superior a los 45 minutos.

  • Intensidad: Moderada (46-63% de VO2 max.). Intensidades mayores a 70% pueden incrementar los riesgos de efectos secundarios.


EJERCICIO FÍSICO DE FUERZA/RESISTENCIA EN HTA


Los ejercicios físicos de fuerza deben complementar al ejercicio aeróbico en sujetos con HTA. Las recomendaciones para realizar un entrenamiento adecuado son:

  • Realizar ejercicios multiarticulares en los que participen grandes masas musculares, evitando ejercicios muy localizados, especialmente del tren superior, en los que se produce mayor elevación tensional.

  • Utilizar pesos ligeros (del 30 al 50% de 1 RM teórico).

  • Realizar series de 10 a 20 repeticiones, con descansos de 30-60 segundos. No se recomienda trabajar “al fallo”.

  • En sujetos con alteraciones cardiovasculares diagnosticadas, es recomendable controlar la PA al final de cada serie de ejercicios.

  • Evitar esfuerzos isométricos, ya que tienden a incrementar la PA.

  • Evitar la maniobra de Valsava, ya que produce elevaciones importantes de la PA.


Como conclusión, podemos afirmar que el ejercicio físico tiene un efecto beneficioso sobre la HTA, donde el ejercicio aeróbico de intensidad moderada ha demostrado tener los mejores resultados para reducir la tensión arterial.


REFERENCIAS:

  1. Abellán Aleman J, Saiz de Baranda Andujar P, Ortin Ortin, EJ. (2017) Guía para la prescripción del ejercicio físico en pacientes con riesgo cardiovascular. https://www.seh-lelha.org/wp-content/uploads/2017/03/GuiaEjercicioRCV.pdf

  2. Gijón-Conde T, et al. Documento de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) sobre las guías ACC/AHA 2017 de hipertensión arterial. Hipertens Riesgo Vasc. 2018. https://doi.org/10.1016/j.hipert.2018.04.001

  3. Korsager Larsen M, Matchkov VV. Hypertension and physical exercise: The role of oxidative stress. Medicina 2016; 52: 19–27

  4. Millar PJ, McGowan CL, Cornelissen VA, Araujo CG, Swaine IL. Evidence for role of isometric exercise training in reducing blood pressure: potential mechanisms and future directions. Sports Med. 2014; 44:345-56

  5. Pescatello LS, et al. Exercise for hypertension: a prescription update integrating existing recommendations with emerging research. Curr Hypertens Rep (2015) 17:87

  6. Roque FR, Briones AM, Garcia Redondo AB, Galan M, Martinez-Revelles S, Avedano MS et al. Aerobic exercise reduces oxidative stress and improves vascular changes of small mesenteric and coronary arteries in hypertension. Br J Pharmacol. 2013; 168:686-703


COLEGIOS OFICIALES DE ÁMBITO AUTONÓMICO INTEGRADOS
COPLEFC.png
Andalucía
Aragón
Canarias
Cantabria
C. la Mancha
C. y León
Catalunya
Extremadura
Illes Balears
Galicia
Madrid
Murcia
Navarra
País Vasco
Valencia
CONSEJO COLEF     I     web oficial del Consejo General de la Educación Física y Deportiva de España     I     (+34) 91 501 05 99     i     consejo@consejo-colef.es