Buscar
  • Consejo COLEF

"El running puede ser una rutina más o menos mecánica que aporte novedad a la rutina global. Qu

PILAR DEL CANTO PÉREZ

Colegiada COLEF número 4.902, Decana del COLEF Asturias

"Sobre el papel de los profesionales de la Educación Física en una práctica deportiva saludable "

Frase clave: "El running puede ser una rutina más o menos mecánica que aporte novedad a la rutina global. Que sea agradable y seguro depende de cada practicante, que no sea un problema más es a lo que el COLEF Asturias espera contribuir"


Es lógico que todo practicante deportivo pueda contar con la dirección técnica adecuada. No se trata de llevar un entrenador personal al lado permanentemente, como si de un gurú se tratara, sino de reconocer el ejercicio físico como un conocimiento fundamentado que tiene sus propios profesionales.


Es tarea del COLEF Asturias insistir sobre esto último, a pesar de no contar con una Ley reguladora básica de las profesiones del deporte. Ahora mismo, la autonomía madrileña es la que más se acerca a las viejas pretensiones del colectivo colegial. La Ley madrileña diferencia cinco profesiones del deporte: Profesor de Educación Física, director deportivo, preparador físico, entrenador y monitor deportivo. Ningún profesional como los que diferencia la ley madrileña y que tiene equivalentes en Asturias, ninguna persona con formación técnico deportiva, fue consultada en el reportaje que recogió las opiniones de profesionales de la salud y de practicantes: fue un reportaje incompleto. Los profesionales sanitarios aportaron su punto de vista. El doctor Terrados, sobre las dolencias cardíacas previas en los casos de muertes deportistas muy controlados, el traumatólogo José Antonio de la Fuente sobre los casos de adictos al running (existen como los adictos a cualquier conducta que desequilibra al conjunto de la persona), el fisioterapeuta Barreto relató su propia experiencia atribuyendo a la competición el deterioro de sus articulaciones. Los practicantes entrevistados, adolescentes, maduros y octogenario son ilustrativos de la facilidad para la práctica del running a cualquier edad. Y esa facilidad, más otros ingredientes que tienen que ver con la moda, generan un panorama que es digno de ser considerado.


Para todos los deportistas hay profesionales del ejercicio físico y sanitarios que, entre ambos, pueden y deben cuidar de su salud. Los primeros, asesorando técnicamente, programando el entrenamiento y trasmitiendo valores intrínsecos a la práctica deportiva, que es educación física en estado puro. Estas acciones técnico-pedagógicas funcionan preventivamente.


El ejercicio físico adecuado suele ser seguido de efectos beneficiosos. Como no existe el alimento perfecto, tampoco existe el ejercicio físico perfecto, sino que es de aplicación la máxima aristotélica del “justo medio”, o la combinación de y tareas que pregona el Principio de Multilateralidad y en la enseñanza deportiva se llama “Variabilidad de la práctica”. El mediático Crossfit es una síntesis de la aplicación de estas pautas en entornos como los gimnasios, donde se ofrecen novedades cada año. Entrenar siempre igual es contraproducente.


A pesar de lo mucho avanzado en todos los ámbitos del saber, convivimos con la tendencia a banalizarlo todo, y en estos tiempos de comunicaciones instantáneas, el reposo y el contraste que exige el conocimiento está cuestionado. Todos somos un poco sabios, puesto que acumulamos vivencias. Pero cuando un conocimiento se vuelve amplio y complejo, deben opinar los especialistas con formación científica.


Según el Anuario 2014 de Estadísticas Deportivas del CSD, durante 2013, 189.000 personas trabajaban en el sector deportivo, y un total de 400.000 poseían algún título o diploma oficial en Actividad Física y Deporte (10% titulados universitarios), y creciendo 7-8 % anual. Es el resultado de las políticas educativas: proliferación de facultades, creación de enseñanzas deportivas de régimen especial y ciclos formativos superiores de la familia deportiva. Hay muchas personas formadas, y no contar con ellas es una desinversión de toda la sociedad.


Volviendo al exitoso running, desde nuestro colegio profesional recomendamos al menos lo siguiente:

  • Establecer objetivos realistas y razonables, según la experiencia previa, la edad, el estado de salud general y el de forma física en particular. La iniciación deportiva no tiene por qué ser seguida de una competición.

  • El running no se sostiene solo con un esfuerzo cardiovascular y respiratorio prolongado, requiere un trabajo de fortalecimiento muscular que debe ser complementado con otro de flexibilidad específica.

  • Conocer y respetar los principios de entrenamiento fundamentales: individualización, adecuación, sobrecarga, continuidad, progresión y alternancia. Hay más, pero con estos puede ser suficiente. La aplicación de estos principios supone asimilar cargas de trabajo y sus descansos respectivos, y no hacerlo propicia el sobreentrenamiento, la práctica intermitente y posiblemente el abandono.

  • El control del ejercicio físico a través de las pulsaciones sigue siendo seguro y eficaz, y es más importante cuanta menos experiencia se tiene, o más carga se asimila, o se tiene más edad. La fórmula 220-edad indica la Frecuencia Cardíaca Máxima. La zona de trabajo aeróbico se desarrolla entre el 50-70% de la FCMáx.

  • Hay muy pocos terrenos planos, por ello se debe alternar el sentido de la carrera de manera que la presión sobre las articulaciones y las tracciones musculares de cada pierna se compensen. Hay muchos terrenos rígidos, hay que evitarlos en lo posible, o compensar su uso con otras medidas: volúmenes e intensidades de carrera moderadas, más trabajo de flexibilización, etc.

  • Un buen y cómodo calzado deportivo es suficiente. Los modelos para pisada pronadora o supina no han demostrado ser eficaces biomecánicamente, porque lo que realmente puede cambiar la manera de pisar es la técnica, esto tiene que ver con enseñanza y aprendizaje, con personal técnico y con el Principio de estimulación voluntaria: mejora más aquel movimiento que se practica conscientemente.

  • El calentamiento es imprescindible y debe ser adaptado a las necesidades y circunstancias. En la vuelta a la calma final, incluir estiramientos y re-combinarlos periódicamente, además es el momento en el que se “escucha” al cuerpo y se hace balance de las acciones realizadas y las sensaciones percibidas.


El running puede ser una rutina más o menos mecánica que aporte novedad a la rutina global. Que sea agradable y seguro depende de cada practicante, que no sea un problema más es a lo que el COLEF Asturias espera contribuir.



Entrevista publicada en: La Nueva España. Deporte

Martes 18/04/2017

102 vistas
COLEGIOS OFICIALES DE ÁMBITO AUTONÓMICO INTEGRADOS
COPLEFC.png
Andalucía
Aragón
Canarias
Cantabria
C. la Mancha
C. y León
Catalunya
Extremadura
Illes Balears
Galicia
Madrid
Murcia
Navarra
País Vasco
Valencia
CONSEJO COLEF     I     web oficial del Consejo General de la Educación Física y Deportiva de España     I     (+34) 91 501 05 99     i     consejo@consejo-colef.es