top of page
Buscar
  • Foto del escritorConsejo COLEF

La actividad física como un pilar de la Salud para las empresas aliadas de la OCDE



LA ACTIVIDAD FÍSICA COMO UN PILAR DE LA SALUD PARA LAS EMPRESAS ALIADAS DE LA OCDE

Las empresas aliadas de la OCDE recomiendan a las Ministras y Ministros de Salud de los países miembros que den prioridad al fomento de la actividad física como herramienta de prevención. Para ello instan a que pongan en marcha políticas interdepartamentales, además de emplear instrumentos fiscales (como el IVA reducido o la deducción de los gastos a través del IRPF).

El 23 de enero de 2024 París acogió la reunión de las Ministras y Ministros de Salud de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) bajo el título “Mejores políticas para sistemas de salud más resilientes”. En este contexto, el BIAC (Business at OECD) ha elaborado una serie de recomendaciones a los ministerios competentes que consideramos de suma importancia.


En primer lugar, debemos saber que el BIAC es un organismo empresarial internacional que trabaja con corporaciones multinacionales y PYMES de todas las industrias y sectores a través de una estrecha coordinación con 55 organizaciones empresariales nacionales de todos los países de la OCDE y más allá. Se trata de una red global que en conjunto representa alrededor de 9 millones de empresas de todos los tamaños.


Pues bien, el documento de contribuciones de la reunión ministerial del mes de enero de 2024 que ha elaborado el BIAC indica como una prioridad aplicar las lecciones aprendidas para fortalecer la prevención y fomentar la actividad física, y en este sentido dice así:


«La actividad física, que a menudo se pasa por alto, debe considerarse una forma de medicina legítima y valiosa. Según la OCDE, la actividad física constante es fundamental para el bienestar físico y mental, ya que muchas enfermedades no transmisibles (ENT) y afecciones de salud mental pueden mejorarse. Como tal, las políticas dentro y fuera del sector de la salud deben apoyar la sensibilización y la promoción de la actividad física como una forma de “medicina preventiva”.


Las disparidades en el acceso a oportunidades de actividad física son evidentes en todo el mundo y es necesario abordar desafíos específicos, como las preocupaciones de seguridad durante las actividades nocturnas, las opciones limitadas de transporte público y los obstáculos para peatones o ciclistas en áreas urbanas. Además, los entornos fiscales, como los niveles del impuesto al valor añadido (IVA) para la industria del fitness, pueden afectar la accesibilidad a la actividad física. Es miope asignar la responsabilidad del bienestar físico sólo a ciudadanas y ciudadanos individuales. Los gobiernos pueden desempeñar un papel en la estimulación de la adopción del deporte proporcionando incentivos. Se pueden movilizar instrumentos fiscales como impuestos, reducciones fiscales, subsidios e inversiones para la promoción de la actividad física para fomentar la adopción de actividades saludables. Además, la sensibilización es esencial en todos los niveles, incluso en la escuela y en el lugar de trabajo. Especialmente en el caso de las niñas y los niños pequeños, se debe utilizar la educación para enfatizar la importancia de la actividad saludable, ya que existe una gran cantidad de evidencia de que la experiencia positiva temprana con el deporte y la actividad aumenta las posibilidades de mantener un estilo de vida más saludable».


Además, entre las cinco políticas necesarias que señala en relación con la prevención, se encuentran las siguientes relacionadas con la actividad física:


  • «Fomentar el acceso a la actividad física en todos los ministerios gubernamentales. Los ministerios de economía, transporte, obras públicas, etc. deberían trabajar en conjunto para identificar las barreras que impiden a la ciudadanía adquirir estilos de vida saludables y las formas en que pueden eliminarse o reducirse. Será particularmente fundamental involucrar a los ministerios de educación para difundir la conciencia sobre las actividades saludables, especialmente entre las niñas y los niños pequeños».


  • «Emplear estratégicamente instrumentos fiscales como impuestos, reducciones de impuestos y subsidios para fomentar inversiones que promuevan la adopción de estilos de vida saludables y actividad física por parte de las personas y, al mismo tiempo, desalentar hábitos de vida poco saludables, incluso en el lugar de trabajo».


Esperamos que nuestra Ministra de Sanidad, Mónica García, que es la representante de España en este meeting, haya tomado nota de estas recomendaciones y, a través de la Dirección General de Salud Pública y Equidad pongan en marcha un plan coordinador interministerial que verdaderamente promueva la actividad física. ¡Las educadoras y educadores físico deportivos estamos a su disposición para llevarlo a cabo!



 


 

Cuantas más personas estemos colegiadas, más se escucharán nuestras voces.

Es tu responsabilidad, es tu compromiso con la profesión y la sociedad.

Si todavía no te has colegiado, puedes hacerlo de forma fácil y sencilla a través de la


169 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page