Buscar
  • Consejo COLEF

"La regulación de las profesiones del Deporte ha de poseer una vocación integradora, para conse


AGUSTÍN JAVIER MORALES

Colegiado número 6224, Director de Ciudad Deportiva de Gran Canaria, Programas insulares de Promoción Deportiva y miembro del Comité de Expertos del área de Dirección y Gestión Deportiva del Consejo COLEF


Regular las Profesiones del Deporte

Frase clave: "Unas políticas deportivas que promuevan un deporte planificado, estructurado y profesionalizado desde el punto de vista de su dirección, organización y gestión así como trabajar a medio y largo plazo desde un punto de vista estratégico, ofrecerán mejores oportunidades y vías de desarrollo social, deportivo y económico"

Carta a Los Reyes Magos (I)

En la actualidad, desde Haría, en Lanzarote, hasta El Pinar, en El Hierro, (de oriente a occidente y sin Reyes Magos), los ayuntamientos canarios facilitan los intereses ciudadanos y la labor de las entidades deportivas. Con el tiempo la sociedad canaria es más consciente de los beneficios del ejercicio físico para la salud, considerado ya imprescindible para una buena calidad de vida.

Además de la asignatura de Educación Física, coexisten otros programas deportivos promocionados por los poderes públicos para que nadie deje de beneficiarse de los efectos positivos de dicha práctica a lo largo de toda la vida. Está demostrado que para tener estilos de vida activos, saludables y perdurables en la vida adulta, éstos han de adquirirse en las edades jóvenes, de ahí la importancia de contar con profesionales cualificados.

Hoy en día el deporte ocupa un lugar privilegiado en Canarias, formando parte de la industria del ocio activo y pasivo, la salud, del turismo, etcétera. Muestra de ello la campaña Non Stop Training, que promociona el Gobierno de Canarias para fomentar el turismo deportivo, segmento del que recibió 1.250.0000 visitantes en 2015. Una apuesta que, a juicio del Presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, es «un filón que consolidará al Archipiélago como destino de entrenamiento y concentración para deportistas, asociaciones y clubes de elite».

Canarias destino deportivo se une a la tendencia a tomar avenidas o parques, que comenzó con la crisis y se quedó. Internet facilita que aficiones compartidas se den cita vía Facebook, WhatsApp o Google Maps. Surgen nuevas modas, hábitos, prácticas novedosas, eventos fuera de la instalación (running, bici, carreras populares, maratones, triatlones, eventos masivos solidarios, cross-fit, bestial race…), siendo notable el incremento de práctica deportiva de la mujer.

En el actual entorno, el sistema deportivo canario es atractivo, abierto, multidisciplinar y, por ello, también susceptible de injerencias o permisivo al ejercicio profesional a todo tipo de personas, presentando déficits que afectan a su calidad y seguridad: intrusismo, empleo sumergido, precariedad y fraude laboral. Y, como consecuencia de la falta de regulación profesional, surge el desorden, descontrol, desprotección e inseguridad. Ante esta situación, se hace necesario categorizar las profesiones del deporte y de esta manera, vincularlas a unas funciones determinadas. A tal fin, desde hace años, existe una aspiración social en el sector para regular las titulaciones y el ejercicio de los profesionales, hoy día tan necesaria como urgente.

Nadie cuestiona hoy que el deporte es una actividad económica muy beneficiosa si se realiza en condiciones aceptables, pero también puede ser un grave riesgo si se olvida la obligación de garantizar la salud y la seguridad en la práctica, sin exigir una mínima cualificación a las personas que prestan los servicios deportivos. Es evidente que deficiencias profesionales en la programación, dirección, control o supervisión de la actividad física de los ciudadanos ponen en peligro su salud.

Pero la diversidad de las manifestaciones del deporte complica la regulación del ejercicio de sus profesiones: deporte organizado-libre, deporte individual-colectivo, deporte federado, deporte escolar, deporte universitario, deporte de competición, deporte espectáculo, deporte turismo, deporte de alto rendimiento, deporte profesional, deporte aficionado, etcétera. También lo complica el elevado número de personas que prestan servicios deportivos como voluntariado donde en ocasiones el voluntarismo sustituye a los conocimientos.

Hace 12 años, el Parlamento de Canarias fue pionero a la hora de aprobar iniciativas tendentes a la regulación de las profesiones del deporte. El 28 de noviembre de 2005 aprobó una Proposición No de Ley (PNL) en relación con la regulación de las profesiones y actividades relacionadas con la actividad física, el deporte y la salud. La resolución aprobada dispone literalmente: «El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a que inste al Gobierno de la nación, para que antes de que finalice el periodo legislativo estatal y en estrecha colaboración con los distintos sectores docentes y profesionales implicados, así como de las distintas Administraciones Públicas competentes, Consejo General de Colegios de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y de las federaciones existentes, elaboren una sola ley, en la que de manera sistemática y ordenada se regulen todas las profesiones y actividades relacionadas con la actividad física, el deporte y la salud...».

En febrero de 2007, el Consejo de Ministros fue informado por el Ministerio de Educación y Ciencia sobre el Anteproyecto de Ley del ejercicio profesional en el ámbito de la actividad física y el deporte, fruto del trabajo de una comisión de estudio del Consejo Superior de Deportes (CSD) para la regulación del ejercicio profesional en el ámbito de la actividad física y del Deporte en España.

En junio de 2010, el Pleno del Parlamento de Canarias aprobó una nueva PNL del Grupo Parlamentario Popular sobre regulación de las profesiones del deporte. En esta ocasión, interpretó que debe ser el propio Gobierno de Canarias quien debe elaborar la regulación de las profesiones del deporte en Canarias, es decir, no se insta al Gobierno de la Nación a su regulación: «El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a que, al amparo de sus facultades estatutarias y de la legislación vigente aplicable en España y de la Unión Europea proceda a regular el ejercicio de las profesiones del deporte en Canarias».

A finales de 2011, coordinado por el Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física de Canarias (COLEFC), fue elaborado un borrador para una Ley Reguladora de las Profesiones del Deporte Canario con el objeto ordenar el ejercicio de las profesiones del deporte en Canarias. En el borrador se reconocen como profesiones: Profesor de Educación Física, Técnico Deportivo, Entrenador y Director Técnico.

En 2012, el Secretario de Estado para el Deporte, Miguel Ángel Cardenal, en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso, incluyó entre los objetivos de la legislatura «la relativa a la regulación del ejercicio de determinadas profesiones del deporte». «Lo consideramos un tema esencial, sobre todo en lo que concierne a la protección de la salud de los deportistas, ya que permitirá que sean profesionales formados, los que se encarguen del cuidado y la gestión fisiológica y biológica de su salud».

Ahora se tramita la actualización de la Ley 8/1997, de 9 de julio, Canaria del Deporte tras 20 años de vigencia. En el borrador no se contempla integrar la regulación de las profesiones del deporte en nuestra Comunidad, derivando la misma a una futura Ley específica. En definitiva, mientras la mayoría de las Comunidades Autónomas ya han hecho los deberes o están en ello, tras 12 años de esfuerzos, intentos y buenas intenciones para la regulación de las profesiones del deporte en el Estado o en Canarias no han servido para alcanzar el objetivo. Además la actual iniciativa de actualización de la Ley Canaria del Deporte de 1997, ahora en fase de borrador, podría ser una nueva oportunidad perdida que sumar a las anteriores.

Carta a Los Reyes Magos (II)

¿Por qué es importante regular, ordenar las profesiones del deporte?

Las autoridades europeas en materia de Deporte recomiendan que «cualquier persona que desarrolle tareas de dirección o supervisión de actividades deportivas deberá poseer las cualificaciones necesarias, con especial atención a la seguridad y la protección de la salud de las personas a su cargo» (Art. 9.2. Carta europea del Deporte, 1992). También en Directiva Comunitaria 2005/36/CE, de 7 de septiembre, relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales, se expresa: «La prestación de servicios debe garantizarse en el marco de un respeto estricto de la salud y seguridad públicas y de la protección del consumidor» y «se deben prever disposiciones específicas para las profesiones reguladas que tengan relación con la salud o la seguridad pública». Asimismo, «las autoridades públicas deben identificar las profesiones que tienen las competencias necesarias para promover la actividad física...».

Practicar deporte no solo aumenta la calidad y la esperanza de vida, además de mejorar el bienestar psíquico, sino que una sociedad físicamente activa baja el gasto sanitario, aumenta la productividad y disminuye el absentismo laboral. Está demostrado que practicar ejercicio de forma regular contribuye a mantener una buena salud y a prevenir enfermedades. Es considerada la mejor medicina ante los graves problemas de sedentarismo y obesidad de la sociedad actual. En este sentido, según datos de la Encuesta de Salud de Canarias 2015, la obesidad y el sobrepeso infantil tenían una prevalencia del 32,8% y desde la anterior encuesta, en 2009, hasta ésta el sedentarismo infantil y juvenil ha aumentado un 8%.

Existen numerosos estudios que resaltan el ahorro en el gasto sanitario que conlleva una práctica deportiva adecuada con intervención de profesionales competentes, demostrando que cada euro invertido en actividad física representa un ahorro de 3 euros en gasto sanitario y farmacéutico.

Asimismo, una educación física y deportiva de calidad demuestra su eficacia para prevenir tipos de comportamientos indeseados, perjudiciales que alteran funciones de educación, desarrollo y promoción de la salud, por ejemplo: la discriminación, el racismo, la homofobia, el acoso y la intimidación, el dopaje y la manipulación, la privación de educación, el entrenamiento excesivo de niños, la explotación sexual, la explotación política, la corrupción y la violencia en el deporte.

Por lo tanto, la promoción de la actividad física y el deporte, debe de llevar implícita una derivación hacia personal cualificado que garantice un entorno seguro y saludable de los participantes, con especial atención a los grupos más vulnerables, niños, jóvenes, mayores, mujeres, personas con discapacidad y personas discriminadas.

Ante la actual desregulación o desorden, el Estado pasa palabra y no obedece a su función reguladora de las profesiones, los ciudadanos pasan a estar en una situación de peligro pues no son atendidos por profesionales competentes; y los profesionales cualificados se ven amenazados por una competencia ilegal. Pero, sin duda, los verdaderos perjudicados son los usuarios.

¿Cómo regular las profesiones del deporte en Canarias?

Integrando la regulación en la propia legislación deportiva, incluyendo un Título específico, o bien a través de otra Ley, tal y como propone el Gobierno de Canarias. La mayoría de las Comunidades Autónomas cuentan ya con regulación de las profesiones del deporte, ya hicieron los deberes: Cataluña, Andalucía, Extremadura, La Rioja y Madrid, que pueden servir de referencias. Y otras que están trabajando en ello son Región de Murcia, Islas Baleares, Navarra y País Vasco.

¿Qué implica regular las profesiones del deporte?

Reconocer el derecho a la protección de la salud y el deber de los poderes públicos para organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y prestaciones de servicios necesarios como la educación física, el deporte y la utilización del ocio. En resumen:

  • Velar por la regulación, ordenación de la profesión del deporte en nuestra Comunidad

  • Servir de garantía de seguridad y salud para los consumidores de servicios deportivos

  • Mejorar la competitividad del entorno empresarial y asociativo, potenciando el desarrollo económico y social del sistema deportivo canario, así como el emprendimiento.

En definitiva, contribuir al interés general de mejorar la salud, la seguridad, información y la educación de los ciudadanos, porque con esta iniciativa reguladora mejoramos la calidad y profesionalidad: definiendo qué profesiones se regulan; estableciendo las titulaciones necesarias para ejercerlas, y, determinando las funciones generales atribuidas a cada profesión.

Por último, a modo de conclusiones:

  • Independientemente del procedimiento elegido, la regulación de las profesiones del Deporte ha de poseer una vocación integradora, para conseguir que nadie se quede fuera del mercado una vez se aplique la Ley. Los valores del voluntarismo deben respetarse e integrarse con el profesionalismo para sumar eficacia

  • Igual que otras Comunidades, Canarias tiene en la actualización de la Ley del Deporte de 1997, una nueva oportunidad para regular las profesiones mediante un Título específico

  • El Deporte como apuesta política es un instrumento muy poderoso. Unas políticas deportivas que promuevan un deporte planificado, estructurado y profesionalizado desde el punto de vista de su dirección, organización y gestión así como trabajar a medio y largo plazo desde un punto de vista estratégico, ofrecerán mejores oportunidades y vías de desarrollo social, deportivo y económico

Artículo publicado en el periódico regional de las Islas Canarias www.CANARIAS7.es

2 de Enero de 2017

Descarga aquí el artículo de opinión en PDF


COLEGIOS OFICIALES DE ÁMBITO AUTONÓMICO INTEGRADOS
COPLEFC.png
Andalucía
Aragón
Canarias
Cantabria
C. la Mancha
C. y León
Catalunya
Extremadura
Illes Balears
Galicia
Madrid
Murcia
Navarra
País Vasco
Valencia
CONSEJO COLEF     I     web oficial del Consejo General de la Educación Física y Deportiva de España     I     (+34) 91 501 05 99     i     consejo@consejo-colef.es